Cómo aliviar las presiones internas y externas del síndrome del compartimento doloroso

¿Alguna vez ha desatendido un esguince de tobillo o un dedo del pie solo para sentir una incómoda presión en el área horas más tarde? Si bien es posible que haya observado la incomodidad de la hinchazón, cuando una lesión es lo suficientemente grave como para afectar un músculo, esta «inflamación» podría convertirse fácilmente en algo que los médicos denominan síndrome compartimental (CS).

Es una complicación muy seria.

Cuando la hinchazón se vuelve fatal

En pocas palabras, el síndrome compartimental es una complicación de una lesión que causa sangrado y aumento de la presión dentro de los “compartimentos” del tejido muscular. Grupos de órganos y músculos se organizan en estos compartimentos, rodeados por bandas fuertes e inflexibles de tejido conectivo llamado fascia. Cuando la fascia se lesiona, la sangre y los fluidos se precipitan hacia el área, causando presión dentro del compartimiento. La presión peligrosamente alta en el tejido muscular impide el flujo de sangre a través de los tejidos afectados. Si no se libera la presión, se acumula dentro del tejido y causa dolor severo y deterioro muscular.

Los trabajadores marítimos a menudo escuchan sobre los peligros del síndrome compartimental, ya que es una complicación común con lesiones por aplastamiento y traumas en espacios confinados. Sin embargo, el síndrome compartimental no se limita a un área de la lesión. De hecho, muchas lesiones personales causadas por accidentes automovilísticos, trabajos de construcción y traumas musculares cotidianos pueden conducir a esta afección debilitante.

Tratamiento del síndrome compartimental

Dependiendo de la severidad de su CS, las opciones de tratamiento pueden ser limitadas e invasivas, sin mencionar las costosas.

  • CS crónico. El síndrome del compartimiento crónico se produce cuando los músculos de la fascia están demasiado extendidos debido al movimiento repetitivo, el ejercicio y el trabajo físico extremo. La mayoría de los casos de CS se consideran crónicos y están relacionados con traumas en el lugar de trabajo. Este tipo de CS se puede administrar a través de la terapia física, una disminución en las tareas de trabajo y un aumento en el descanso.
  • CS agudo. El síndrome compartimental agudo se produce como resultado directo de un traumatismo muscular, óseo y tisular causado por lesiones por aplastamiento. Traumatismos por inmovilización, fracturas, y fuerza de impacto. A medida que aumenta la presión, el CS agudo se convierte en una emergencia quirúrgica. No existe un tratamiento no quirúrgico eficaz. La presión debe liberarse a través de un cirujano que abre la piel y la fascia (fasciotomía) para permitir que el exceso de sangre y líquido se drene. En algunos casos, la incisión deberá permanecer abierta hasta que toda la hinchazón haya disminuido.
  • CS abdominal. El síndrome del compartimento abdominal se produce cuando la lesión del compartimento afectado se localiza en la región abdominal. Este tipo de CS es extremadamente peligroso ya que la presión puede aumentar y restringir el flujo de sangre a los órganos, así como al cerebro y la médula espinal, causando un daño severo. El tratamiento para la CS abdominal incluye una fasciotomía para aliviar la presión, soporte vital para garantizar la circulación y el flujo sanguíneo, y medicamentos para controlar la presión arterial en todo el cuerpo para prevenir los brotes venosos.

El lanzamiento que necesitas

A pesar de que el síndrome compartimental es un trastorno grave que no puede ser ignorado, el padecer la condición no significa que esté atrapado. Dependiendo de la causa de sus lesiones y las circunstancias del diagnóstico, puede ser elegible para recibir una indemnización por tratamiento médico y pérdida de salarios.

Para obtener más información sobre el síndrome compartimental y sus derechos según la ley de lesiones personales, no dude en consultar nuestra colección de blogs, artículos y recursos informativos. Para hablar con un abogado experimentado sobre su caso específico, comuníquese con nuestra oficina hoy mismo para programar su evaluación GRATUITA de reclamos. No permita que lo aplasten bajo el peso de sus costos de lesiones y preocupaciones de seguro. Permita que nuestra experiencia y fortaleza lo eleven para que pueda defenderse. Haga clic o llame hoy para ver cómo podemos ayudarlo a liberarse.

La consulta inicial es siempre GRATUITALlamanos al 713-921-4171 o CONTÁCTENOS AQUÍ